sábado, 30 de diciembre de 2006

CCSS: La Salud, ¿Papel del Estado o del Mercado?

Para nadie es un secreto que la CCSS está en una condición preocupante:CCSS
  • Pésima atención,
  • Corrupción de varios tipos, biombos, robos ...
  • Citas y exámenes urgentes brindados en meses,
  • Y más (lista indudablemente extensible por cualquier lector)...
Ante todo esto, ahora hay algunos que acusan a la Caja de "competencia desleal"(!) y proponen básicamente cerrar el chinamo y ponen una institucioncilla que vigile a los médicos en sus consultorios privados que ofrezcan, y listo, se acabó la corrupción y el elitismo, y los médicos podrán trabajar en paz...

Es cierto, nuestra Caja está mal operativamente, sin embargo esto no significa que el modelo de garantías sociales deba ser tirado a la basura.

La salud es un derecho de todo ser humano. Eso es muy fácil de decir, pero ¿cómo se vela porque todos gocemos de este derecho? o más importante: ¿Quién o qué debe hacerlo?

Desde mediados de siglo pasado el Estado ha sido el responsable a través de la Caja de brindar servicios de salud a los costarricenses. ¿Y que tal lo ha hecho? Juzgando por los resultados: Bien y mal. Mal por las razones de la lista anterior. Bien porque las condiciones de salud son relativamente mejor en Costa Rica que en otros países centroamericanos: (ver esperanza de vida y mortalidad infantil, por ejemplo); pero no se trata de medir si estamos "menos peor" que nuestros hermanos centroamericanos, sino que en otros países no se cuenta con igual acceso a los servicios básicos de salud.

La alternativa es que sea el mercado el que regule los servicios de salud. La premisa es que la libre competencia abaratará los precios, no habrá corrupción, no se desperdiciarán medicinas porque ya no está la Caja sino Farmacias privadas... todo una maravillosa y mercantil utopía.

En fin, algunos pretenden que la mano mágica de la oferta y la demanda sea quien vele por la salud.

Pero ¿velará el mercado por el "Derecho a la Salud" o por el "Negocio de la Salud"?

El negocio de la salud existe y es una forma digna de ganarse la vida, los servicios privados de salud tienen derecho a generar riqueza de manera honrada al proveer su trabajo a la sociedad, pero la salud cuesta dinero, no es rentable curar a la gente de gratis, ¿quién sino el estado va a estar dispuesto a gastar dinero por salvar vidas, llevar salud a zonas rurales (donde no es rentable poner una clínica/EBAIS, como en Talamanca) y brindar por la salud de quienes por desgracia no tienen dinero para pagar una consulta con un médico privado?

Si la salud es negocio los enfermos no son pacientes, son clientes.

El Estado es y debe seguir siendo el que vele por la salud de las personas, eso sí, con calidad, sin corrupción, de forma eficiente y moderna, costeado con impuestos de forma bien administrada y los servicios privados deben dedicarse a ganar dinero brindando servicios especializados, "premium" o más allá de lo básico.

Se trata de arreglar el problema (nadie dice que es fácil) y no echar a Río Azul las garantías sociales.

Solo de esta manera podremos tener una sociedad más justa y solidaria, con una brecha social menor, y donde verdaderamente existan los medios para poder superarse y donde el nacer pobre (lo cual nadie escoge) no signifique una condena previa a la miseria por falta de "competitividad" en el mercado.

lunes, 18 de diciembre de 2006

skype y vendor lock-in

Hace poco tiempo estuve usando de skype, sin embargo no me siento cómodo sabiendo que el protocolo es cerrado y que cada vez más se está ampliando su uso y dependencia.

Lea por qué no usar skype y por qué utilizar alguna alternativa, en estos días voy a probar openwengo, tapioca, ekiga o algún otro que corra en Linux y otras plataformas basado en SIP y otros estándares abiertos.

No quiero ser parte de este gran Vendor lock-in.

viernes, 15 de diciembre de 2006

Mi Sobrino Sebastian

Una foto del enano:

Sebastián exhibiendo sus dos dientes

lunes, 11 de diciembre de 2006

Samara

Como había escrito, este fin de semana fui a Sámara con mi Familia y Liz, el viaje estuvo genial.

Sámara

Son varias horas de manejada para llegar allá, sin embargo vale la pena, espero poder ir luego por más días para poder descansar más.


Playa Cangrejal, 2 km de Sámara.

La playa es muy tranquila, de hecho genial para practicar snorkeling, que por cierto quedé fascinado con la actividad, vi peces de colores (¡y hasta un pez globo!) en los arrecifes de coral, aunque me quedó la espalda quemada por el sol.

Granizados para refrescar el calor, hmmm...

Vista desde un mirador en Playa Carrillo

Mi sobrino Sebastián, disfrutando la buena vida en la playa

viernes, 8 de diciembre de 2006

De vacaciones

Este fin de semana iré con mi familia y Liz a Sámara. Espero que todos la pasemos muy bien, y que sea un pequeño descanso ya que estos días han sido muy cansados y otros vendrán.

domingo, 12 de noviembre de 2006

Cartago - San José: Una ruta alternativa

Ayer andaba en Cartago, tenía cita en RTV. Además de un buje nuevo para el carro, necesita llantas nuevas, el resto está muy bien

El Corcel Necesita Cascos Nuevos

Después de visitar a un familiar que no conocía decidí regresar a casa por una ruta alternativa, en lugar de venir por Ochomogo me vine por Llano Grande y Rancho Redondo, el viaje es mucho más largo, se gasta más gasolina, pero el paisaje vale la pena. Como no andaba cámara pongo una foto de abril de este año:

Puente en Rancho Redondo, tomado en época seca, fecha en foto incorrecta.

Hay un sector de la carretera que no tiene asfalto pero el resto está en excelente estado, claro, con forme uno se acerca a Coronado empiezan a aparecer los huecos.

Las vistas por el lado de Llano Grande hacia Cartago y desde Rancho Redondo hacia San José son geniales, la próxima vez llevo una cámara, tengo más fotos del viaje de Abril con Liz al Irazú y a Prusia donde tenían a los tuberculosos.

sábado, 21 de octubre de 2006

Hlade's Law

Hlade's Law: If you have a difficult task, give it to a lazy person -- they will find an easier way to do it.

Eso nos pasa a los ingenieros, somos "vagos", tratamos de hacer las cosas difíciles lo más fácil y divertido posible, y las fáciles no nos interesan.